Tipos de cables para instalaciones eléctricas domésticas

Top Cable nos ayuda a distinguir y comprender los diferentes tipos de cables que podemos instalar en edificios residenciales y casas. Existen diferentes tipos de calibres de cable eléctrico para transportar la electricidad, a los calibres también se les suele llamar secciones de cables.

Así, un equipo de aire acondicionado necesita más corriente que una lámpara para funcionar, por lo que la sección de cable que conecte el aire acondicionado debe ser mayor que la usada para conectar a la lámpara.

-Cable TopFlex para instalaciones eléctricas domésticas. Los modelos TopFlex H05V-K y H07V-K, son los más indicados para las instalaciones eléctricas domésticas, ya que son extradeslizables y altamente flexibles, facilitando la instalación. Los podemos encontrar en cajas de cartón reciclado de 100 o 200 metros. Tienen una alta resistencia y colores claramente diferenciados entre secciones.

-El color de los cables. Este tipo de cables se diseñan bajo las normas internacionales UNE-EN 50525 e IEC 60227. También cumplen con el Reglamento Electrotécnico ITC-BT 9/20/26/27/30/41 y con la norma europea aplicable a los cables eléctricos CPR. La gama de colores según la sección del cable es: blanco, marrón, rojo, amarillo-verde, gris y negro.

-Sección y funcionalidad del cableado. La sección mínima aconsejada en una instalación de dos conductores y toma de tierra con aislamiento PVC bajo tubo empotrado es:

Diámetro 1,5mm2: iluminación y automatización.

Diámetro 2,5mm2: tomas de uso general, baño y estancia de la cocina.

Diámetro 4mm2: lavadora, secadora, lavavajillas y termo eléctrico.

Diámetro 6mm2: cocina y horno, aire acondicionado y calefacción.

-Conductor extradeslizante. El cable TopFlex H05V-K, también llamado “cablecillo” es un conductor de cobre flexible de clase 5 y un aislamiento de PVC extradeslizante, favoreciendo su manejabilidad, especialmente en espacios reducidos de la vivienda.

-Seguridad en el cableado eléctrico para viviendas

Según los datos del año pasado, las víctimas de incendios causados por fallos eléctricos llegaron a una media de 150 muertos y 1600 heridos. En nuestro país se registraron 42 incendios al día en vivienda, y el número de accidentados por contacto con la corriente eléctrica fue de más de 7000 personas al año.

Estos incendios involucraron equipos de distribución eléctrico y de iluminación, causando una media de 490 muertes civiles y 1200 lesiones civiles cada año entre el 2012 y el 2016, con unos 1300 millones de dólares en daños materiales al año.

Entre las deficiencias más comunes encontramos secciones de cable insuficientes, falta de circuitos, ausencia de elementos de protección e inexistencia de toma de tierra de los cables.

Para evitar accidentes, el Instituto Europeo del Cobre (ECI), recomienda realizar inspecciones periódicas de la instalación eléctrica en las viviendas y confirmarlas en caso de cambio de titularidad o inquilino del inmueble.

Finalmente, APIEM alerta de que no realizar unos mínimos en mantenimiento de la instalación, se traduce en un incremento en el riesgo de padecer una accidente o malfuncionamiento en la instalación, aumentando el peligro para las personas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>