Termografía Infrarroja HIKMICRO. Guijarro Hermanos

Hoy te presentamos un artículo de Guijarro Hermanos que te explica al detalle todo sobre la termografía, la termografía eléctrica, en qué te puede ayudar la termografía y los puntos a tener en cuenta `para adquirir una cámara.

¿Qué es la termografía?

La termografía es la ciencia de adquisición y análisis de la información térmica obtenida a distancia mediante cámaras termográficas.

Estas cámaras termográficas utilizan un sensor térmico que convierte las radiaciones térmicas que radia cualquier objeto o cuerpo en una imagen para que las podamos interpretar.

Gracias a esta imagen puedes obtener el valor de la temperatura y sin necesidad de entrar en contacto con el objeto a medir. Cosa que conlleva mayor precisión y en ciertos casos seguridad.

Las cámaras termográficas HIKMICRO disponen de un sensor con una resolución térmica de hasta 640×480 píxeles. Con esta alta resolución el sensor te proporcionará imágenes térmicas claras y una excelente medición de temperatura incluso a largas distancias.

Termografía eléctrica

Como es bien sabido, cualquier circuito eléctrico en funcionamiento emite más o menos calor. Cuando se produce un fallo o avería el primer síntoma que se manifiesta es un aumento progresivo de la temperatura. Así cuando el calor es excesivo es cuando los técnicos pueden identificar puntos calientes y fallos eléctricos potencialmente peligrosos. Estos fallos eléctricos pueden producir averías en los equipos, costosas reparaciones e interrupciones del servicio o producción.

Para evitar fallos y que puedas garantizar la fiabilidad, reducir costos de mantenimiento y operar con seguridad, esos sistemas eléctricos requerirán de inspecciones rutinarias.

En instalaciones más grandes, existe un mayor riesgo de fallos mayores, estos fallos pueden producir daños por incendio cuya reparación puede costar cientos de miles de euros. El CNA informa que el incendio eléctrico promedio causa más de 715.000€ en daños. Esto no incluye los costos asociados con la interrupción de la producción debido al cierre de la instalación o una parte de ella. Esto es mucho dinero en comparación con el precio de una cámara termográfica que puede oscilar entre 300€ y 8.000€

¿Cómo te puede ayudar la termografía?

Al incorporar una cámara termográfica a tu conjunto de herramientas, puedes encontrar y abordar estos problemas de una manera segura y rentable. En la inspección tradicional, los técnicos realizar inspecciones visuales durante las interrupciones. Este es un proceso lento y costoso y, a menudo, ni siquiera hay una indicación visible de un fallo hasta que es demasiado tarde.

Con las cámaras termográficas, puedes realizar las inspecciones sin necesidad de desconectar los componentes contenidos dentro del cuadro eléctrico, lo que permite inspecciones mucho más rápidas y seguras. Las cámaras térmicas tampoco requieren la desconexión de los equipos a verificar. Debido a esto, la termografía reduce las pérdidas potenciales de producción o las interrupciones del servicio durante la inspección.

En las imágenes tomadas con las cámaras térmicas podrás establecer diferentes herramientas de medición para mostrar el punto exacto del problema y de esta manera poder establecer unos protocolos de intervención para subsanación del problema.

Una vez resuelto, podrás realizar nuevamente un estudio termográfico para verificar que el problema ha sido subsanado además de generar datos históricos para futuros análisis.

Puntos que debes tener para tener en cuenta antes de adquirir una cámara
  • Resolución IR 

La resolución de la cámara es la cantidad de píxeles que tiene la cámara en la escena. Una resolución más alta significa que cada imagen contiene más información: más píxeles, más detalles y una mayor probabilidad de obtener una medición precisa. Dependiendo de tu aplicación, especialmente cuando puedes acercarte al objetivo, es posible que puedas elegir una cámara de menor resolución y más económica.

  • Sensibilidad térmica (NETD)

La sensibilidad térmica o la diferencia de temperatura equivalente al ruido (NETD) describe la diferencia de temperatura más pequeña que puedes ver con la cámara. Cuanto menor sea el número, mejor será la sensibilidad térmica del sistema de infrarrojos. Para aplicaciones más sutiles, como detectar problemas de humedad, necesitaras más sensibilidad.

  • Rango

El rango es la escala completa de temperaturas a las que la cámara está calibrada y es capaz de medir. Algunas cámaras tienen múltiples rangos para medir con mayor precisión un rango más amplio de temperaturas.

  • Campo de visión o Field of View (FOV)

El campo de visión está determinado por la lente de la cámara y es la extensión de una escena que la cámara verá en un momento dado.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>