Las complicaciones del mercado global actual

Desde hace unos meses, son cada vez más las noticias que encontramos tanto en medios generales como especializados, sobre los problemas de abastecimiento que esta sufriendo el sector industrial mundial por la escasez en el mercado de ciertos componentes, especialmente los electrónicos; el encarecimiento de las materias primas; así como el retraso en el transporte y entrega entre el proveedor y la industria finalista. Una combinación de eventos que se traduce en retrasos en abastecimiento y un alto encarecimiento de los costes que se refleja en el precio para los consumidores finales.

Hay que recordar que estos eventos se han visto precipitados por el parón causado por la pandemia del COVID-19 y que la vuelta a la normalidad en este aspecto será larga, pero se conseguirá.

Signify comparte con nosotros este informe realizado por el Comité Español de Iluminación, para saber cómo afectan estos hechos a los proyectos de iluminación ya en marcha y en los que están por aplicar y conocer las raíces de la problemática.

El primer factor en esta problemática lo encontramos en la industria del automóvil que, con la bajada de pedidos causada por la pandemia, redujeron los pedidos de chips, mientras que las empresas tecnológicas, que se beneficiaron de la situación de confinamiento pandémico, acapararon tantos chips como pudieron hasta casi agotar el mercado.

Por otra parte, las sanciones del gobierno estadounidense a empresas tecnológicas chinas, unidos a los efectos del cambio climático para el planeta, se tradujo en escasez de suministros.

Asimismo, al tener una alta dependencia del mercado asiático, el aumento de costes por la falta de materiales, de capacidad de movimiento de contenedores y las limitaciones nacionales en el consumo de energía, han provocado el aumento de los niveles reservas anticipadas de estos materiales, empeorando más la situación de escasez y multiplicando exponencialmente el precio del movimiento del contenedor.

¿Cuál es el efecto sobre el mercado del alumbrado?

-Retrasos en las entregas. A causa de la falta mundial de componentes, se hace esencial la planificación correcta y anticipada de cada obra y suministro que se necesite.

-Aumento de precio de las materias primas. De hecho, la falta de semiconductores solo es el primero de los indicios de esta falta total y global, ya que el aumento de precio de las materias primas nos muestra que hay mucha falta de ellas y, este aumento de precio, no hace más que dificultar el acceso a las mismas.

Además, a este encarecimiento hay que sumar el progresivo aumento del precio de la energía, del petróleo y de los procesos de digitalización, factores que hacen temer que estas consecuencias se mantengan, por lo menos, hasta finales del 2022.

El CEI nos reitera la importancia de ser conocedores de estas circunstancias que nos rodean, que pueden llegar a empeorar y que es esencial tener en cuenta a la hora de planificar proyectos y obras, contando con plazos flexibles.

Finalmente, impulsan al sector a trabajar unido y con coherencia, para no perjudicar la imagen del mismo y de la profesión, facilitando el cambio que se avecina en todo lo que se pueda.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>