La transformación de las infraestructuras de carga como nuevo ingreso

ABB conoce mejor que nadie las ventajas que la electrificación de los vehículos puede aportar a una empresa, especialmente a las flotas comerciales, ya que consiguen ser sostenibles y reducen el coste total de propiedad. Además, a estos motivos se les suma uno menos conocido: las nuevas oportunidades que aporta la electrificación para generar nuevas fuentes de ingresos.

Así, para ejemplificar este último punto, nos pone como ejemplo el estudio realizado a una empresa de taxis alemana, Müncher Taxi Zentrum. Allí disfrutan de las nuevas oportunidades relacionadas con el ahorro de energía y los nuevos modelos comerciales de las pequeñas y medianas empresas con la electrificación. Aprovecharon esta oportunidad para convertir la infraestructura de carga en una propuesta que genera ingresos.

Cuando una empresa cambia su flota por vehículos eléctricos, espera amortizar esa inversión realizada en los vehículos y estaciones de carga. Este proceso de amortización se puede acelerar con acciones como las que se acometieron en esta compañía de taxis, que analizó la capacidad ociosa de la infraestructura, es decir, estudió el momento de mayor y menor consumo a través de una solución de gestión de la demanda máxima.

A continuación, usaron los datos obtenidos para reducir el pico y detectar las horas en las que las estaciones de carga no estaban en uso. Al contar con unos precios de energía que se fijan en base al pico máximo de la demanda, si la empresa funciona por debajo de ese pico, no sufre ninguna penalización mientras consigue una considerable carga total adicional cada día.

¿Y qué se puede hacer con esa energía extra? Venderla. Las empresas pueden capitalizar ese extra de energía vendiéndola como un servicio a consumidores que busquen un lugar en el que cargar su vehículo o a empresas que estén en proceso de transición de su flota a vehículos eléctricos.

Además, ahora es el mejor momento para implementar esta vía de negocio, ya que todavía nos encontramos en una situación en la hay un gran déficit de estructuras de carga, aunque cada vez hay más vehículos eléctricos. La empresa solo necesita una pequeña inversión para cubrir algunos requisitos adicionales del sistema:

-Acceso a bases de datos de puntos de carga a disposición del público con sistemas de reserva basados en app digitales.

-Actualizaciones del sistema, como instalar un contador digital para medir el uso del cliente.

Con esos cambios y explotando la red por debajo del pico máximo de demanda, se pueden lograr nuevos ingresos sostenibles. Por ejemplo, la empresa de taxis puede explotar 5 cargadores ofreciendo servicios hasta el 80% de su capacidad sin riesgo de superar el pico máximo de demanda.

Tal y como nos dice ABB, en la revolución de la electrificación no existe un único planteamiento universal, pero para muchas pymes, poder aprovechar la capacidad ociosa de su infraestructura, se puede convertir en una fuente de ingresos de nuevo valor a largo plazo. Si quieres, aquí puedes saber más sobre estas oportunidades.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>