Guía rápida para la vuelta al trabajo

Poco a poco se van reabriendo más empresas y negocios y lo hacen con un nuevo panorama en el que las medidas preventivas son más importantes que nunca para evitar infecciones por COVID-19 y para poder desempeñar nuestras tareas con seguridad y eficiencia.

Sabemos que la vuelta al trabajo puede ser algo muy intenso y que el volver a estar cerca de nuestros compañeros, amigos en muchos casos, puede hacernos caer en una falsa seguridad y en antiguas rutinas, algo que, además, se suma a nuestra cultura más abierta y táctil, pero debemos interiorizar la nueva normalidad y crear rutinas seguras tanto para ellos como para nosotros.

Para conseguirlo es esencial contar con guías rápidas que nos ayuden a memorizar y recordar qué tenemos que hacer y cómo actuar de un modo cómodo, rápido y accesible, como la que ha preparado ASPY. En ella se incluyen los pasos a seguir desde el momento de salir de casa hacia el trabajo, hasta el momento de salir del trabajo hacia casa.

En general, debemos respetar unas normas comunes aplicables tanto a las horas de trabajo como cuando realizamos actividades permitidas fuera de nuestra casa, pero con algunas pequeñas variaciones. Por ejemplo, todos los días, antes de salir de casa, debemos tomarnos la temperatura y, en el caso de tener fiebre o percibir algunos de los síntomas del coronavirus, hay que comunicarlo y no salir de casa.

Al igual que cuando salimos a dar un paseo o vamos a la compra, en el trabajo debemos respetar los 2 metros de distancia entre las personas siempre y evitar las aglomeraciones en baños y espacios comunes. Además, la empresa se debe asegurar de que no hay dichas aglomeraciones a la hora de entrar y salir de la empresa ni en los espacios comunes, por ejemplo, haciendo una reincorporación escalonada a los puestos de trabajo.

Como hemos dicho antes, también tenemos que empezar a ser un poquito más nórdicos y evitar dar besos, abrazos e incluso estrechar la mano. Además, debemos lavarnos las manos al entrar y salir de las instalaciones, el baño, etc. con agua y jabón o gel hidroalcohólico. Y también tenemos que controlar algo todavía más difícil… ¡prohibido tocarse la cara!

Por otra parte, y siempre que sea posible, debemos mantener las puertas de acceso abiertas para favorecer la renovación del aire y evitar tocar los pomos, algo muy importante en lugares como el baño.

Finalmente, también tenemos que tener en cuenta algunas normas si somos nosotros los que visitamos alguna empresa o salas de espera. Es recomendable que no nos acompañe ningún niño ni personas que estén en los grupos de riesgo. Además, debemos mantener siempre la distancia de seguridad como nuestra higiene de manos y no tocar nada que no sea estrictamente necesario.

Unas nuevas normas sociales y de higiene que llegan para cambiar nuestra normalidad, pero que lo hacen para salvar vidas, porque solo unidos y concienciados podremos superar esto.

Puedes ver esta guía en detalle aquí.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>