Gewiss analiza en el siguiente artículo si el sistema eléctrico podrá soportar cuando todos los vehículos funcionen con electricidad

Dentro de unos años, el parque móvil español estará saturado por Vehículos Eléctricos y los puntos de recarga se extenderán por todo el territorio. Todo esto se traduce en una mayor demanda de energía.

GEWISS te presenta un artículo realizando un análisis sobre la situación actual del sistema eléctrico y las perspectivas de futuro. ¿Está nuestro sistema eléctrico preparado para un futuro en el que todos los automóviles funcionen con esta tecnología?

Hoy en día, nuestro país está inmerso en una transición ecológica cuyo máximo exponente es el vehículo eléctrico. Si hasta hace algunos años su presencia era más bien discreta, el programa Next Generation y otras ayudas públicas han transformado la realidad.

El sistema eléctrico del futuro: retos

En la actualidad, los coches eléctricos consumen entre 6 y 14 kWh cada día, de acuerdo con cifras del sector. De esta manera, se espera que cada millón de nuevas matriculaciones suponga, a corto plazo, una demanda adicional ligeramente superior a los 2000 GWh. Si lo observamos en conjunto, el incremento sería del 22 %, una cantidad no demasiado elevada.

Durante los últimos años, se ha producido una fase de expansión acelerada en cuanto a adquisiciones. Gewiss analiza varios datos para que comprenda el reto que tiene por delante el sistema de electricidad nacional. Para ello, la firma se detiene en las previsiones del Plan de Recuperación y Resiliencia del Gobierno de España:

  • – Para 2030, habrá cinco millones de vehículos eléctricos en las carreteras.
  • – En el mismo año, el 55 % de las ventas en concesionarios serán de estos automóviles.
  • – Cuando llegue 2035, los coches con energías renovables serán los únicos que se vendan.

Por lo tanto, solo cabe esperar un fuerte incremento de la demanda que repercutirá en el sistema eléctrico. Sin embargo, ya se han afrontado etapas de súbito aumento en el pasado. Según gráficas de UNESA (la actual Asociación de Empresas de Energía Eléctrica), entre 1994 y 1996 se produjo una situación similar que no resultó problemática en absoluto.

Movilidad eléctrica

Para comprender cómo evolucionarán las cifras hasta alcanzar los niveles comentados, es necesario visualizar el panorama actual. Hoy en día, asistimos a una etapa muy volátil que ya está dejando impresionantes cifras. De acuerdo con el European Electric Car Monthly Study, 2021 fue todo un punto de inflexión en cuanto a movilidad eléctrica.

Durante el año pasado, se matricularon en nuestro país más de 80.000 automóviles eléctricos. Esto ha supuesto un incremento del 42 % respecto a 2020, aunque no debes olvidar que la pandemia supuso un frenazo para los concesionarios. De igual manera, a finales del mismo año se aprobó un real decreto que instaba a las Administraciones a renovar su flota oficial, lo que dio otro fuerte impulso.

Sostenibilidad y energías renovables

Sin duda, la electrificación del transporte (responsable del 20 % de las emisiones de dióxido de carbono en la UE) será un paso adelante. El medioambiente se verá favorecido por una reducción de los gases de efecto invernadero. Pero ¿hasta qué punto resultan los vehículos de energía renovable sostenibles?

Un estudio del Portal de Movilidad España y ScienceDirect indicó que los coches eléctricos conllevan una disminución de las expulsiones nocivas a la atmósfera del 48 %. Si la tendencia continúa al alza (todo apunta a que será así), el porcentaje ascenderá hasta superar el 60 %.

Puntos de recarga

Otro de los aspectos que materializan el desafío que se trata de plantear son los puntos de recarga. Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y Electromaps, en España hay 11.500 conexiones públicas de este tipo. Después, habría que sumar los particulares, que trabajan a una demanda inferior.

Pero ¿cómo evolucionará esta presencia en un futuro próximo? Para 2023, el objetivo del Gobierno es contar con 100.000 puntos de acceso público en nuestro país. De esta manera, las Administraciones locales, comunidades de vecinos y parkings de gran volumen están dotando a sus espacios de estos sistemas.

Cómo se generará la energía en el futuro próximo

Hablar de energía y futuro es pasar, inevitablemente, por las renovables. La principal hoja de ruta, en este sentido, es el PINEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima), que comenzó en 2019 y culminará en 2030. En este sentido, el Ministerio de Transición Ecológica apunta directamente a distintas fuentes:

  • – La solar fotovoltaica, sobre todo en espacios particulares y empresariales.
  • – La eólica se está popularizando como alternativa en los municipios.
  • – La biomasa podría ser responsable de la generación del 40 % del calor.

La energía hidráulica fue una de las más prometedoras hasta hace relativamente poco. No obstante, las sequías ocasionan una pérdida de utilidad. Por su parte, la pila de hidrógeno ha saltado al panorama actual, ya que los científicos están buscando soluciones para obtener este elemento básico sin contaminar.

En conclusión, para Gewiss, nuestro sistema eléctrico será capaz de afrontar el reto que tiene por delante. Un parque móvil completamente electrificado no será un colapso energético inasumible, sino un paso más en la lucha contra el cambio climático. Sin duda, una declaración de intenciones que cada vez se hará más patente.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>