El sector eléctrico se adapta a la economía circular

La economía circular es el camino a seguir para conseguir la máxima sostenibilidad y eficiencia en todos los niveles del sector eléctrico. Es por eso que se han creado normativas como la SLR 2019/2020 ECODESIGN, creada para establecer requisitos de diseño ecológico para las fuentes luminosas y los mecanismos. Vamos a ayudarte a comprender mejor esta normativa y sus implicaciones de la mano de Roblan.

Esta norma llega para poder diferenciar entre fuente de luz, producto continente y mecanismos de control para fomentar la capacidad de reemplazar y eliminar las fuentes de luz y mecanismos de control de su carcasa o su continente. Con ello se busca reducir exponencialmente la cantidad de desechos generados al año en toda Europa.

Con ella la UE espera ahorrar un total de 260 TWh de energía antes del 2030. Se pretende reducir el consumo de energía para la iluminación en 41,9 TWh. Un objetivo que solo se puede conseguir aumentando más los requisitos de eficiencia energética para las fuentes de luz.

Según la normativa SLR 2021/2020 ECODESIGN, una fuente de luz es la unidad extraíble más pequeña que puede tener una luminaria y que cumpla con estos requisitos:

-Emitir luz blanca entre 1940 y 12500 K.

-Densidad de flujo superior a los 500lm/mm2.

-CRI superior a 0.

-Tener un flujo entre 60 y 82000 lm.

Así, cuando compramos un LED, compramos placas LED montadas en un paquete, lo que se considera una fuente de luz. Ahora, la industria está obligada a diferenciar ambos elementos: por un lado, la carcasa y, por el otro, el LED, considerando a este como la fuente de luz.

Por otra parte, también tenemos que saber qué no es una fuente de luz según esta nueva normativa, y son las que tienen estas características:

-Productos que contienen fuentes de luz que se puedan eliminar para la verificación, ya que este sería un producto contenedor.

-Partes emisoras de luz de una fuente de luz que no se puedan quitar para la verificación porque, por ejemplo, estén selladas.

-Las matrices de LED y los paquetes de LED no son considerados fuentes de luz.

-Los paquetes LED, como tales, no son considerados fuentes de luz.

Asimismo, para comprender mejor esta nueva normativa, también tenemos que comprender las diferencias entre reemplazable (replaceability) y extraíble (removability).

Esta normativa exige en su artículo 4 que, en principio, las fuentes de luz deben ser reemplazables para fomentar la economía circular. Así, toda luminaria debería tener una fuente de luz que se pueda reemplazar cuando sea necesario, siempre que no exista una justificación técnica que lo impida, como pueden ser por motivos de seguridad.

Así, todos los embalajes de producto deben indicar con pictogramas sencillos cómo reemplazar la fuente de luz de la luminaria que se acaba de adquirir.

Finalmente, esta normativa, todas las fuentes de luz tienen que ser extraíbles, una exigencia que se puede resumir en que, a la hora de extraer la fuente de luz, se podría llegar a dañar la fuente de luz, por lo que este producto será considerado en sí mismo como fuente de luz.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>