Del surtidor de gasolina al enchufe inteligente

Conseguir el abandono definitivo de las energías no renovables es posible y, para ello, los sectores más consumidores de energía (transporte, movilidad, industria y edificación) se tienen que electrificar. Prysmian sabe que el enchufe inteligente juega un papel esencial en este proceso.

Se calcula que sobre el 2030 circularán en España unos cinco millones de coches eléctricos. Que este número no sea superior se debe a los altos precios y a los escasos puntos de recarga puesto que, hoy en día, el usuario vive con la incertidumbre de no saber hasta dónde va a llegar, ya que no sabe dónde podrá recargar.

Para sobrellevar y arreglar esto, el enchufe eléctrico inteligente juega un papel esencial que cambiará nuestras vidas. En los hogares, cada punto de recarga aumentará la potencia requerida y, a medida que crezcan los usuarios, en las comunidades de vecinos se tendrán que adaptar las instalaciones y, en cascada, lo mismo en la manzana del edificio, en el barrio y en toda la ciudad.

Así, integrar energías renovables, especialmente la fotovoltaica de autoconsumo, y sistemas de almacenamiento serán indispensables, todo sumado a sistemas de recarga inteligentes que optimicen todo en garajes, aparcamientos, vías públicas, interurbanas y autopistas. Además, la optimización logrará evitar colapsos conforme aumenten los usuarios y podremos usar sistemas de reserva programada para recargar cuando viajemos, algo muy importante en épocas de grandes desplazamientos como puentes y vacaciones.

Todo esto también transformará las estaciones de servicio, que tendrán que convertirse en unos espacios mucho más flexibles y dotados de conectividad capaz de transmitir un gran número de datos.

Se espera triplicar las matriculaciones del 2019 en vehículos eléctricos hasta llegar a las 65.000 unidades en el 2020. Para lograrlo, se necesita una llegada masiva de nuevos modelos de vehículos, un despliegue rápido de infraestructuras de recarga rápida y ultrarrápida en viaje, la reducción en Europa de los límites de emisiones medias de los fabricantes y, en España, una reforma fiscal consecuente con los objetivos del PNIEC, acompañada de un buen plan de ayudas.

Todo indica que el proceso de electrificación del automóvil se acelera cada vez más con la llegada de nuevos modelos tanto híbridos como eléctricos y a las nuevas medidas europeas de impulso a la movilidad eléctrica.

Si quieres saber más sobre este proceso de cambio y cómo nos va a afectar, tanto como individuos así como ciudadanos, puedes completar estos contenidos con más información de la mano de Prysmian aquí.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>