Consigue la iluminación adecuada para tu cocina siguiendo estos consejos de LEDVANCE

  • Una luz uniforme y constante para tener mayor dispersión de luz
  • Las principales zonas de trabajo deben contar con luz de refuerzo
  • La zona de preparación debe tener una iluminación de por lo menos 3000 º K

La principal estancia de una casa es su cocina, especialmente si no solo cocinas, sino que además sueles comes en ella, pasas el rato tomando un té, de tertulia o si los niños dibujan o juegan mientras cocinas. Para ello necesitamos diferentes condiciones de iluminación, dependiendo de cada zona.

Es importante aprovechar la iluminación natural, pero lo ideal es que se pueda combinar con una eficiente luz artificial. LEDVANCE, uno de los principales fabricantes a nivel mundial de iluminación para profesionales y consumidores, nos ofrece las pautas que debemos seguir para conseguir la iluminación más eficiente:

– Escoger iluminación LED, ya que su consumo es muy bajo, y podemos llegar a ahorrar hasta un 90%, si lo comparamos con una lámpara incandescente. Además, su vida útil es mucho más larga, unas diez veces más que la lámpara tradicional. Por lo que el ahorro usando lámparas LED está asegurado.

– La iluminación general de una estancia debe ser uniforme y constante, para ello lo ideal es utilizar focos empotrados, o downlights, con una apertura mayor de 60⁰ para que pueda dispersar eficientemente la luz. Por supuesto, de LED.

– Al mismo tiempo, debemos aportar luz puntual para cada lugar donde tengamos más actividad. Por ello, debemos determinar inicialmente las actividades que vamos a desarrollar en cada una de las partes de la cocina. En esas zonas deberemos colocar iluminación de apoyo que facilite la realización de dichas actividades.

Otro dato a tener en cuenta es que las zonas en las que vamos a trabajar: encimera, fregadero, isla, … deben apoyarse siempre con luz de refuerzo, para no tener que utilizar la luz general en todo momento. Para ello, una posible solución es utilizar tiras LED Ledvance integradas en la parte inferior de los armarios, a lo largo de la encimera; de esta forma lograremos que iluminar la zona de trabajo y así evitaremos que la vista se canse.

Por otro lado, para realzar el diseño de algunas piezas de la estancia, y darle así además un toque de originalidad a nuestra cocina, podemos decantarnos por utilizar luminarias decorativas. Una opción, por ejemplo, es instalar LEDs decorativos alrededor del horno, en los rodapiés o en las molduras, etc.

– Por último, es importante acertar con la temperatura. Eso nos determinará el color de la iluminación de la estancia. En la iluminación LED dispones de tres colores importantes que son cálido, neutro y frío. Cuanto más alto sea el valor, más “frío” es el efecto de la luz.

Teniendo esto en cuenta, ¿cuántos grados Kelvin necesitamos en la iluminación de nuestra cocina? Lo recomendable es que en el área de preparación, utilicemos no menos de 3000⁰ K, que es la luz ideal para que no se canse nuestra vista. Y para la zona del office y de la mesa donde comemos una luz más cálida, entre 2500 y 2700 Kelvin, sería lo adecuado.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>