¿Conoces los edificios nZEB?

Los edificios nZEB (nearly Zero Energy Building) o edificios de consumo casi nulo, son el futuro de la construcción. Las exigencias para cumplir con los planes y plazos de descarbonización, nos empujan a un mundo más eléctrico y a una producción eléctrica renovable y más distribuida, para conseguir una gestión mucho más eficiente desde la generación hasta el consumo de la energía.

Para cumplir con estos planes, los consumidores tienen que conocer y aprovechar las ventajas del autoconsumo y los contadores inteligentes desde el centro de trabajo hasta el lugar de residencia. La transformación de estos edificios en nZEB es urgente.

Tanto en la UE como en nuestro país, se han implementado normativas y reglamentos para conseguir edificios nZEB como el CTE y su Documento Básico de Ahorro de Energía (DB-HE) o la actualización del RITE, que llega para ayudar a cumplir con la reducción del consumo de energía primaria en un 39,5% en 2030 tal y como se estableció en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

Un cambio de época en la edificación

Prysmian nos explica cuáles son las características que definen un edificio nZEB

-Diseño arquitectónico que tenga en cuenta las condiciones climáticas y particularidades locales de la ubicación: luz solar, orientación, análisis de sombreamientos, brisas predominantes, topografía, etc. o criterios de arquitectura bioclimática.

-Envolvente inteligente aplicable a fachadas, cubiertas y soleras, aprovechando las fuentes y sumideros medioambientales: ganancias energéticas y protección solar, construcción pasiva, inercia térmica, atemperamiento del aire exterior, vidrios de baja emisividad, fachada ventilada, etc. o criterios de arquitectura pasiva.

-Instalaciones y equipos de alta eficiencia y alto rendimiento medio estacional: calidad del aire interior, ventilación mecánica con recuperador de calor, elementos pasivos para calefacción y refrigeración, ventilación cruzada, electrodomésticos más eficientes, etc. y todo empleando energías renovables; todo para conseguir el mínimo consumo de energía convencional y mantener constantes los niveles de confort requeridos o los criterios de la arquitectura sostenible.

-Alta calidad constructiva, considerando cualidades como superaislamiento, hermeticidad, control riguroso de puentes térmicos e infiltraciones de aire, ventanas y vidrios de altas prestaciones, etc.

-Gestión inteligente de la demanda energética. Solución integral de domótica adaptada a las necesidades de la vivienda para optimizar los consumos.

Todos estos requerimientos y características se traducen en la necesidad de crear nuevos puestos de empleo con valor añadido y se convertirá en la mayor iniciativa para extender la innovación tecnológica y mejorar la productividad en la edificación.

Asimismo, los edificios nZEB son indispensables para reducir las emisiones de GEI e impulsarán la transición hacia la generación distribuida que abaratará el precio de la energía.

Sin olvidarse del gran beneficio del que disfrutaremos todos, estos edificios son la medida más eficaz contra la pobreza energética y la primera exigencia hacia un urbanismo sostenible.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>