¿Cómo mejorar la visibilidad, seguridad y ahorro en pabellones escolares?

Contar con una buena iluminación en pabellones o instalaciones deportivas cubiertas es esencial para garantizar una buena práctica deportiva, ya sea a nivel amateur o profesional. Asimismo, esto también se traduce para este tipo de instalaciones en centros educativos, en los que hay que prestar una atención especial en el cuidado de la integridad de los alumnos y alumnas que los utilizan.

Para conseguirlo, Threeline emplea sus campanas ANNA, la solución perfecta para lograr una iluminación óptima y garantizar la seguridad de los niños y niñas con el mejor equipamiento.

Así, es esencial garantizar la mejora visibilidad para realizar las prácticas deportivas sin riesgo y con corrección, evitando al máximo el riesgo de padecer accidentes, especialmente los relacionados con aspectos como la falta de espacio, el tipo de deporte y la edad de los que lo practican. Eso sí, cada instalación deportiva es diferente, por lo que las necesidades lumínicas varían de unos a otros.

En el caso de los gimnasios y pabellones deportivos en centros escolares, no solo se tiene que proporcionar un escenario perfecto para hacer deporte y evitar accidentes, sino que se tiene que iluminar pensando en conseguir crear un ambiente que motive a los niños y niñas a conseguir sus mejores resultados. Son muchos los estudios que nos muestran que con la iluminación se puede potenciar o disminuir la concentración de las personas, por lo que es importante elegir el modelo adecuado para lograrlo.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta que este tipo de espacios suelen ser multiusos, acogiendo también actividades sociales y culturales, así que el diseño de iluminación y las luminarias elegidas se tienen que adaptar a todos estos requisitos, convirtiendo el espacio en un lugar apto para cualquier acontecimiento.

Las instalaciones deportivas cerradas nos permiten instalar las luminarias en el techo, proyectando la luz de arriba abajo, mientras que las descubiertas nos obligan a iluminar desde las esquinas y/o laterales, necesitando el uso de proyectores con lentes asimétricas.

La mejor solución para ello es el uso de las campanas industriales ANNA de Threeline, puesto que proporcionan luz óptima y sin deslumbramiento, aumentando considerablemente los niveles de seguridad y confort visual. Además, su tecnología LED asegura el rendimiento gracias a su gran vida útil, y genera un gran ahorro energética con un ROI rápido.

Este modelo está disponible en 3 potencias (100W, 150W y 200W), tiene molde propio, LED LUMILEDS 160lm/W y lente>95% transmisión de la luz. También cuenta con 140lm/W reales y la opción de 3 ángulos de apertura: 120º, 90º y 60º, con un índice de protección IP65 y 5 años de garantía.

Finalmente, otras de sus características a destacar es que puede ir con lira, sensor de movimiento o kit de emergencia IP65, convirtiéndolo en la solución ideal para su uso en pabellones, así como naves industriales, centros logísticos, almacenes y grandes espacios con techos altos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>